|

OPINION PUBLICA…………………………………………….POR; FELIPE MARTINEZ CHAVEZ

 

Amasiato hasta el último peso

LIC. FELIPE MARTINEZ CHAVEZ

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Cuando el PRI fue poder en Tamaulipas, los “amasiatos políticos” le salieron demasiado caros.

Como las mujeres de ocasión o las “casas chicas”, los partidos satélites y comparsas son exigentes con quienes buscan pasar el rato o mantener amoríos más estables.

Por igual, como en las damas , el amor partidista se acaba cuando terminan el poder y el último peso del presupuesto. Hay una tradición de prostitución política en siglas como el Panal y Verde Ecologista.

Parecido a las mujeres de burdel, los gerentes de ambos negocios abandonaron la compañía priísta en cuanto desembolsó el último billete. Antes le exprimieron favores y asaltaron la cartera.

Hoy, los propietarios de esas franquicias se inclinan por el partido en el poder, en este caso el PAN, del que esperan recibir el mismo trato que su anterior amante, el PRI para los amigos, o que les mejore la percepción.

Les puso “casa chica”, consintió, entregó regalos en bandeja de plata y suficiente dinero para gastar, amén de tolerar sus desfiguros.

Se sabe que el mismo camino está tomando Don PAN para con los partidos del “chiquillaje” que buscan protección y un dulce en la boca sin hacer esfuerzo. Aquí cabe la pregunta ¿Cuánto el nuevo gran amigo está dispuesto a concederles? ¿Cartera libre? ¿Posiciones políticas suficientes?. Los reaccionarios de sangre azul son codos por naturaleza.

Veamos las concesiones que le arrancaron a Don PRI en sus días de gloria.

En el 2013, cuando el mundo le sonreía, el Revolucionario hizo alianza con el PANAL y Verde en 40 municipios.

A los turquesa les concedió –firma de por medio y registro ante el IETAM- cuatro diputaciones locales, dos de mayoría y otro tanto de minoría (plurinominales). Por igual las presidencias de Soto la Marina y Jiménez.

No solo eso. También 48 regidurías y sindicaturas en 38 municipios. Se fueron intercalando en las planillas de la alianza comandada por el PRI.

Para el Verde, el compromiso de tres diputaciones de mayoría, una de minoría y nueve regidurías en siete municipios.

Sabiendo que eran cascaje -lo son- las damiselas turquesas se pusieron exigentes con el gran amante. Lo hicieron firmar el compromiso de “prestarle” tantos votos, como suficientes para alcanzar el tres por ciento de la votación total que se diera en Tamaulipas, para conseguir los dos escaños de minoría en el Congreso del Estado.

Con la mano en la cintura y la chequera abierta, el gran jefe bigotón autorizó lo que la gerencia priísta exigía para ganar la madre de todas las batallas.

Se les “prestaron” los sufragios. Los cabecillas llegaron a la nómina durante un trienio.

La dama verde de los anocheceres jugó el mismo papel que su “colega” trotacalles. Con menos “figura” de lejecitos, la exigencia fue del 1.5 por ciento de los votos totales para cobrar por un escaño plurinominal.

Eran los tiempos de bonanza en el poder. Las oposiciones amarillas aterrizaron como parte del harem, si olvidar la prostitución de una fracción azul.

El creador del sistema de corrupción había sido el gran moreno jarocho. Su principio de ingeniería electoral nunca falló: Un buen cheque abre cualquier pierna. Repartió lana, favores y fíats notariales como si fuera Santa Claus.

En el 2016, a cambio de sus favores la turquesa se puso más exigente: Tres alcaldías y las mismas diputaciones. De paso el “préstamo” de sufragios para revivir cadáveres.

Sin embargo la voracidad del gran gerente los llevó a una derrota anticipada. Entregó las candidaturas a familiares y cuatachos de segundos frentes. Mordieron el polvo aquel fatídico junio del 16´.

Como refilón los distritos de Valle Hermoso y Altamira, de mayoría ellos, más los escaños de “regalo” (plurinominales).

No se quedaron atrás los verdes con los distritos 21 y 22 del sur. Los querían como una conquista de tantos favores concedidos a lo largo de un prolongado amasiato.

Y vinieron las alcaldías en una farsa del gran dedo por acomodar al resto de su gente, Tampico y Río Bravo, que pudieron salvar con votos. Ahí gobiernan. No ganó el partido verde sino los gerentes acostumbrados a la nómina hasta perfilar en el chantaje.

Resumen del 2016: Al Panal se le “prestaron” votos para completar el cuatro por ciento de dos plurinominales; a los verdes el tres para una.

Llegó la gran debacle y se acabaron los compromisos de socios, de pareja. Comenzó la infidelidad el mismo día que se vieron las caras en el poder legislativo. El amasiato duró hasta el último peso.

Las damas de la noche se volvieron a encaminar con el poder y el dinero. La pregunta es ¿El nuevo amante está dispuesto a concederles los mismos favores por sus amoríos?. Está en chino si la codencia azul es ancestral.

Aunque traten de hacerlo en lo oscurito, no tardaremos mucho en saberlo. Por igual, si alguien más de la noche se acerca a tratar de conseguir una rebanada del pastel.

Seguramente el mero jefe político ya tiene propuestas sobre la mesa. Decidirá si lleva socios o se va solo. Las coaliciones no tardan en firmarse, la Ley concede un plazo.

Variando un poco, este sábado, a orillas del río Guayalejo, el alcalde independiente de Llera, Héctor de la Torre Valenzuela, festejará en grande su cumpleaños número 53. Esta previsto matar varias reses para dar de comer a por lo menos mil 500 personas.

Hay quienes mencionan que este será el “destape” de reelección del popular Sapo. Quiere otros tres años para completar un total de ocho al frente de la alcaldía. Lo fue por un trienio apoyado por el PAN.

El Instituto Electoral de Tamaulipas llevará a cabo un ciclo de conferencias en Tampico, Matamoros, Reynosa, Nuevo Laredo y Victoria, como parte de sus atribuciones en materia de fomento a la cultura cívica y democrática.

El presidente del organismo, Jesús Eduardo Hernández Anguiano, explicó que en los eventos participarán conjuntamente la UAT, Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y el INE. Aportarán conferenciantes y expertos de talla nacional.

Otra mancha para Tamaulipas: La española María del Pilar Garrido Santamans fue asesinada en el tramo carretero de Villa de Casas a Soto la Marina. Así lo confirma el comunicado de la Procuraduría.

La seguridad no llega a Tamaulipas. Hay muertos, asaltos, secuestros y extorsiones por doquier.

 

 

 

 

 

Popularity: 1%

Comentarios cerrados