|

EN CONCRETO……………………………………………..POR; ANGEL GUERRA

LIC. ANGEL A. GUERRA

Declinan Camarillo, Manzur, Arreola y G. Barba

¿Hacia dónde declinarán JUAN ALONSO CAMARILLO, LUIS ENRIQUE ARREOLA, ROBERTO GONZÁLEZ BARBA y MIGUEL MANZUR, cuando las firmas de los delegados no les alcance para su registro como candidatos a la presidencia del Comité Directivo estatal del PRI, habida cuenta de que quienes verdaderamente están “amarrados” para la contienda interna son OSCAR LUEBBERT, SERGIO GUAJARDO y ALEJANDRO GUEVARA COBOS?
Y aunque la afirmación del presidente de la Fundación COLOSIO, el dinosaurio tricolor JOSÉ MURAT, parece una blasfemia en sus labios -“este proceso intenta y debe profundizar la democracia en México, y por supuesto en Tamaulipas”-, las expectativas que ha despertado la sustitución del presidente del Directivo estatal debe concluir en un ejemplo de democracia, habida cuenta de la interposición de los intereses bastardos del ex gobernador EGIDIO TORRE CANTÚ.
Es decir, quizá SERGIO GUAJARDO sea digno de la presidencia estatal del PRI, pero el hecho de tener detrás la sombra ruin y funesta de EGIDIO lo descalifica, pues el PRI en sus manos se convertirá en una herramienta del ex gobernador para manejar los procesos internos -¡de postulación de candidatos, por supuesto!-, para acomodar sus intereses políticos y económicos y volver a lo suyo: la “dolce vita” en la obra pública.
¡Capaz y ya haya negociado los municipios!
Pero, no es descartable que SERGIO “arañe” la victoria interna, dado que pese a la mezquindad del gobierno que ejerció EGIDIO, ¡todavía tiene sus seguidores!, que fueron los pocos que se beneficiaron con sus decisiones bisoñas de quien se sirvió de la sangre de su hermano para convertir a Tamaulipas en un virreinato, con todo y sus feudos y sus señores de horca y cuchillo.
Por “descarte”, SERGIO quedaría fuera de la posibilidad.
Pero, como el PRI no es un partido de ideología, sino de intereses políticos y económicos, pues…
ALEJANDRO GUEVARA es un ideólogo puro, que habla, habla, habla y plantea escenarios factibles, pero suele convertirse en un “político de temporal”, que solo acude a territorio en tiempos de cosecha.
ALEJANDRO es un excelente muchacho cuya hiperactividad lo convierte en el candidato ideal para el momento político que vive Tamaulipas; es respetuoso de los protocolos; conoce al PRI por dentro y por fuera y tiene excelentes vínculos nacionales.
¡Hasta es amigo del Presidente!
De hecho, ALEJANDRO no tiene “peros”, ni cola.
A juicio de muchos, GUEVARA COBOS sería un excelente “tercero en discordia”.
Y OSCAR LUEBBERT debería ser, en rigor, el “sucesor natural” de RAFAEL GONZÁLEZ BENAVIDES, pero…
LUEBBERT es el personaje del momento que sustituye a la tradición que utilizaban los grupos de antaño para “descalificar” a sus enemigos.
Antes, por decir hace 30 o 35 años, era común que los grupos políticos inventaran versiones difamatorias para “descalificar” a los contrarios:
Decían que “eran putos”.
Es decir, homosexuales, cuando la homosexualidad se escondía en los clósets de casa.
E inventaban historias que luego se convertían en leyendas urbanas: “que lo habían encontrado en una brecha rural en posición incómoda y con los pantalones en las corvas”.
Pero eso pasó de moda: ahora la sociedad acepta y respeta con urbanidad las preferencias sexuales.
Lo de moda es otra acusación.
“Es narco”, tildan.
Y así OSCAR.
No que LUEBBERT sea propiamente un hombre dedicado a ese negocio, sino que tiene “relaciones peligrosas”, como se le llama ahora.
Pero ningún juez lo ha sentenciado culpable todavía.
Aunque existan averiguaciones federales en curso, como afirman sus críticos.
Pero, si el propio PRI ya salió en su defensa, y exigió al líder nacional del PAN RICARDO ANAYA, que se retracte de sus afirmaciones so pena de acusarlo de difamación en Tribunales, ¿qué “pero” le ponen los delegados estatales al ex alcalde de Reynosa?
Aún así, y con todo y que la dirigencia estatal lo haya declarado -“un valioso “cuadro” de nuestro partido”-, la gente de EGIDIO lo tilda rabiosamente para desacreditarlo y quitarle votos previo a la elección del 26 de agosto.
Pero, es evidente que OSCAR es el “prospecto” de mayor experiencia política para ocupar esa responsabilidad, amén de que parece ser el “cuadro” que requiere el PRI en este momento político de Tamaulipas.
JUAN ALONSO CAMARILLO, LUIS ENRIQUE ARREOLA, MIGUEL MANZUR y Don ROBERTO GONZÁLEZ BARBA, son priístas ejemplares y brillantes.
Pero, parece que a los tres primeros les falta “calarse” más en las aguas profundas de las contiendas de territorio, y al cuarto, con todo respeto, ya se le pasó el tren, aunque No-Se-Cuestiona su capacidad para dirigir al PRI estatal.
Bajo esta perspectiva personal, los cuatro parecen estar destinados a declinar antes de la primera quincena de agosto, y decidir a favor de alguno de los tres que queden en el campo de batalla.
¿Hacia dónde se irá JUAN ALONSO?
¿GONZÁLEZ BARBA?
¿MANZUR?
¿Y ARREOLA?
Es un misterio que se resolverá en cuanto LUEBBERT, GUAJARDO y GUEVARA entren en “negociaciones” -aunque MURAT haya dicho que “los priístas “no negocian”-, pues en el PRI -¡y en estas fechas!- hay muchas cosas que negociar de cara al 2018.
“Quizá CAMARILLO, MANZUR y ARREOLA tengan la mira en las alcaldías de Río Bravo, Tampico y Victoria, pero ¿y Don ROBERTO?
¿Una diputación federal?
¿Candidato de unidad?
“-¿Hubo pacto, negociación, concertacesiones por debajo del agua entre MORELOS JAIME, FELIPE GARZA y LUCINO CERVANTES para entregar al PRI a cambio de parar la embestida en contra de los ex gobernadores orquestada desde un inicio desde el CDN del PAN y ejecutada por CALDERÓN y JOSEFINA VÁZQUEZ MOTA?-”, se preguntó en agosto del 2012 el columnista MAURICIO FERNÁNDEZ DÍAZ, al tratar de explicarse la estrepitosa derrota del PRI en la elección federal de ese año, cuando LUCINO era líder estatal tricolor.
Hoy, quizá el nombre de JONATHAN JOSHUA MARTÍNEZ JUSTINIANI no le diga mucho -excepto que AÍDA ZULEMA lo integró al CDE del PRI como secretario de Acción Electoral-, pero si pronunciamos el nombre de LUCINO CERVANTES DURÁN, acertará sin darle muchas vueltas, pues LUCINO es, ya, parte del “inventario” de bienes del PRI en Tamaulipas, dada su larguísima trayectoria como militante priísta, que enriqueció cuando ¡EGIDIO TORRE! lo hizo designar presidente del Directivo estatal.
Pues bueno, LUCINO y JONATHAN JOSHUA fueron designados presidente y secretario de la Comisión Especial que organizará, vigilará y validará el proceso interno para la elección del presidente sustituto del PRI.
Al acto protocolario de toma de posesión, asistió el enviado especial para observar y participar en el proceso interno, del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) JOSÉ MURAT CASAB; la presidente del Comité Directivo Estatal licenciada AÍDA ZULEMA FLORES PEÑA; el secretario general del PRI JOSÉ HERNÁNDEZ CUESTA, además de priístas representantes de organizaciones y sectores, respectivamente

Popularity: unranked

Comentarios cerrados