|

ANECDOTARIO………………………………………………………POR; JAVIER ROSALES ORTIZ

AL RESCATE ECOLOGICO.

 

LIC. JAVIER ROSALES ORTIZ

 

RELATO 1.-Uno de los sueños que con insistencia juega en la mente de los tamaulipecos, sin que esto los distraiga de una realidad que se vive, que se siente y que preocupa demasiado, se va a convertir pronto en una acción sólida, porque para esto varios funcionarios estatales y federales en Tamaulipas, trabajan.

Ellos saben que el medio ambiente rodea a la población, que los acaricia si es sano, pero también están conscientes de que es la contaminación el principal enemigo de quienes, por miles, desarrollan sus labores diarias y quieren ser abrazados por una saludable naturaleza.

No en vano los diputados del Congreso de Tamaulipas han informado que en esta entidad son 22 municipios, de los 43 que la componen, que sufren severos problemas de contaminación, por ello la cámara trabajara para que se autorice un presupuesto millonario para que se combata todo aquello que ha invadido el camino con abrojos que rozan, que dañan la piel.

Para Tamaulipas, un estado grande y tan diverso, hablar de 22 municipios afectados como consecuencia de la irresponsabilidad ciudadana o por una escasa atención en el pasado, es demasiado, pero SEDUMA llego a su rescate junto con la SEMARNAT, PROFEPA, ITAVU, el DIF y la CNA, entre otros, que están interesados en que cuaje el sueño de los ciudadanos de gozar de una mejor calidad de vida.

Y a propósito, no ha pasado desapercibido el besito que le dieron los diputados del Congreso del Estado en una sesión privada al Secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, Gilberto Estrella Hernández, a quién calificaron públicamente como a un secretario que no es de escritorio, porque con su trabajo ha demostrado que sabe que el problema de contaminación se encuentra de los ventanales de su oficina hacia fuera.

Y así es, ese funcionario, sin hacer tanto ruido, trabaja para reordenar el crecimiento territorial y el desarrollo urbano, por lo que en compañía de otras dependencias procede a la entrega de árboles nativos de esta región y a la perforación de pozos, por ejemplo en Palmillas, uno de 210 metros y otro de 60 metros, para que los comunidades vulnerables tengan acceso al líquido vital.

La de él es una secretaria callada, pero en acción, y los resultados de su labor estará en breve a la vista de todos.

El es una buena carta del gobierno de Tamaulipas.

Pero también, nosotros como ciudadanos.

Debemos colaborar y extenderle la mano.

Para que sus acciones y su buena fe.

Arrojen frutos, rápido.

RELATO 2.- Da risa, pero para el PAN puede resultar serio, el resultado de los mini sondeos que han empezado hacer algunas autoridades del gobierno de Tamaulipas con los boleros -de calzado-, en los restaurantes, en los comercios y, hasta en la cola de las tortillas.

Vestidos sencillamente y con visera, con lentes oscuros o hasta despeinados para que no los reconozcan públicamente, se han deslizado por esos lugares para que, por ejemplo, quienes asean el calzado, los pongan al tanto de los comentarios que hacen a diario los ciudadanos a los que atienden sobre lo que se piensa de los alcaldes del sur, centro y norte del estado.

Les preguntan primero, por Oscar Almaraz Smer, presidente priísta de Ciudad Victoria, a quién, según los boleros, los ciudadanos lo califican con un 10, porque piensan que es trabajador, comunicativo, simpático y que, sobre todo, ayuda sin que haya queja de por medio en materia económica.

Con menor calificación, en cada una de las siguientes ciudades y de la misma manera, los funcionarios se enteraron de que en Tampico se quiere mucho a la alcaldesa, Magdalena Peraza y en Matamoros a Jesús de la Garza, pero se van de espaldas cuando comprobaron con estas singulares encuestas que los de Madero, Reynosa y Nuevo Laredo no son de su afecto, que son repudiados.

Así es, hasta con palabras soeces se quejan de la pobre labor de esos alcaldes panistas, quienes, según se dice, aman a las cámaras de televisión, mientras le sacan la lengua a los ciudadanos y a sus demandas.

Y esos funcionarios siguen su recorrido por otros municipios y su preocupación estriba en que tal vez Tamaulipas no entregara la cuota suficiente de votos en el 2018 para el abanderado panista a la Presidencia de la República.

Lo que si lamentan los ciudadanos y que va para todos los alcaldes sin importar el color, es lo de la inseguridad, de la cual se dicen ya cansados.

Es una simple estrategia de los funcionarios para medir el pulso.

Pero ya son cientos de personas, sin importar su estatus social.

Que se quejan, que se quejan y nada más.    

 

Correo electrónico: tecnico.lobo1@gmail.com

Popularity: unranked

Comentarios cerrados